Especies alucinógenas

panes de setas edabea

Las plantas y los hongos alucinógenos son especies de gran envergadura en la historia y en la cultura de la sociedad. Desde la antigüedad, el ser humano ha utilizado las múltiples propiedades de las distintas variedades existentes en varias áreas y disciplinas.

Los principios activos de estas especies tienen el poder de modificar y distorsionar la percepción mediante los sentidos y modificar nuestro estado. Es decir, modifican nuestras sensaciones psicológicas y físicas (la forma de ver las cosas, las olores e incluso procesos de introspección) como la ayahuasca o los panes de setas.

La extensa variedad de plantas y hongos es infinita, tanto que hay diversas especies sin estudiar aún. Desde tiempos remotos diferentes civilizaciones y tribus utilizan las propiedades de varios alucinógenos como terapias medicinales, como métodos de adivinación o como rituales para adherirse en el mundo espiritual. Dentro de varias culturas del Sur de América los alucinógenos son de gran relevancia, perteneciendo a la historia de las sociedades que allí conviven.

Sin embargo, saber diferenciar las plantas y hongos alucinógenos de los venenosos es una tarea bastante difícil. Tener conocimientos sobre botánica es indispensable para evitar riesgos a la hora de hacerse con uno.

El consumo de estas sustancias es por vía oral mediante infusiones o ingeridos tal cual. Los efectos de las plantas y de los hongos alucinógenos son diversos y dependen de la sustancia, la potencia de la dosis y del estado físico y emocional de la persona que lo consume.

Uno de los hongos más llamativos y conocidos son los panes de setas gracias a sus propiedades y efectos psicotrópicos. El cultivo de este tipo de hongos se expandió a mediados del siglo XX gracias a la difusión de los efectos que provoca en los individuos.

Los panes de setas influyen en el organismo moldeando las percepciones y sensaciones físicas y psicológicas de aquellos que los consumen. Estos hongos pueden producir efectos déjà-vu así como visiones de la realidad paralelas y únicas.

En países desarrollados se aplica como instrumento terapéutico en trastornos y problemas mentales tratándose de componentes de gran valor en la medicina moderna. Debemos destacar, sin embargo, que el consumo de los panes de setas está totalmente prohibido y penalizado por ley. Únicamente se puede disponer de panes de setas siempre y cuando sea para realizar estudios botánicos o como elemento de decoración.

El complot farmacéutico y político se dedica a gestionar leyes restrictivas ilógicas pues las propiedades de muchas plantas y hongos se aplican en diversidad de medicamentos. La carencia de regularidad en cuanto a consumo se debe a las “etiquetas” que poseen estas sustancias que son consideradas como drogas. Las connotaciones peyorativas de ciertos países hacia ciertos elementos de la naturaleza hacen que las leyes prohíban su consumo, por ello es imprescindible conocer las leyes de nuestro país para evitar llevar a cabo un delito.

Para estudio botánico u ornamental se puede comprar panes de setas en distintos distribuidores físicos u online con guías para su cuidado y kits para su cultivo. Hay multitud de variedades y especies en el mercado.
Especies alucinógenas

One comment on “Especies alucinógenas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *