Por qué el wine tasting en Barcelona se ha vuelto popular entre los millennials

Copa de vino

A los jóvenes les encanta salir por la noche y realizar botellones en las plazas de los pueblos, pero hay un número de jóvenes a los que les divierte realizar un wine tasting Barcelona.

¿Por qué gusta tanto el hacer un wine tasting en Barcelona?

Los jóvenes en su adolescencia se sienten liberados de las reglas establecidas por los padres y las autoridades y es que la primera experiencia con alcohol es sólo una evidencia de que esta disociación está en proceso y no es raro que los límites se superen con bastante rapidez.

Cuando esto ocurre, el exceso irrazonable lamentablemente aumenta. Un ejemplo de esto es un vídeo reciente de YouTube que se popularizó entre los jóvenes usuarios de las plataformas de medios sociales en Alemania.

Allí prácticamente se coloca y con pocas palabras, la naturaleza escapista de beber alcohol los fines de semana.
Pero resulta interesante que estudios más recientes muestran que las personas que están a punto de cumplir los 30, tienden a ingerir vino en lugar de otras bebidas alcohólicas, siendo este el caso de los adolescentes estadounidenses que actualmente conforman el 30% de todos los bebedores de vino.

Esta es la generación que generalmente se llama “Generación Y”

Personas que se convirtieron en adolescentes alrededor del año 2000. De manera sorpresiva, los Millennials están consumiendo más vino que las generaciones anteriores a su edad y quizás nos preguntemos por qué.

En la antigua Grecia, el vino era considerado como la bebida de los dioses y muchos hoy en día lo consideran una bebida para personas sofisticadas.

Cada bebida tiene su reputación y el vino, especialmente en contraste con la cerveza o el licor duro, parece ser el menos primitivo de todos, así que los adolescentes desean verse a sí mismos diferentes al chico fanfarrón y mal hablado y quieren buscar distinción en una copa de vino.

El problema de un buen vino es su precio, por eso los consumidores de menos de 30 años no tienen la capacidad de costearse un vino de clase alta, debido a su bajo nivel adquisitivo.

Por esta razón no hablan de precios, sino de lo que saben de dicho vino

La industria está tomando nota del mercado, es por eso que han aparecido nuevos conceptos de hacer vino que esté al alcance de los jóvenes gourmets que han surgido recientemente.

Por supuesto, no se compra un producto, se compra un estilo de vida y jóvenes entusiastas del vino tienen sus propios conceptos hacia el vino.

Se dice que los Millennials desean conseguir más transparencia, eco-conciencia y autenticidad con la práctica del wine tasting, por lo tanto, los hábitos de beber vino difieren de los de las generaciones mayores.

Esto ha llevado a que los viticultores estén inventando nuevas formas de ofrecer su producto, como por ejemplo, el uso de botellas de aluminio en vez de la botella de vino que hemos llegado a conocer hasta ahora. Y esto significa más productos de vino con menor contenido que la botella promedio de 750 ml o porciones pequeñas para ingerirla fuera del bar, restaurante o en la casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *