Los contenedores marítimos y su historia

contenedores maritimos

Un contenedor marítimo se caracteriza por ser un espacio elaborado en unas condiciones específicas y detalladas que tiene como finalidad el transporte de mercancías mediante diversas vías (aérea, marítima y/o terrestre). Se trata de construcciones rígidas, resistentes y seguras para poder reutilizarlas constantemente.

Los contenedores se fabrican basándose en unas normas preestablecidas y decretadas mediante un convenio internacional. Este convenio fue organizado en Ginebra en el año 1972 en la que se establecen una serie de obligaciones (diseño, utilización, medidas, procedimientos…). El convenio manifiesta dieciséis artículos donde enmarca las principales normativas de los contenedores.

Malcom McLeanLa historia del contenedor se remonta a la Segunda Guerra Mundial ante la necesidad de transportar cargas a diversos puntos del planeta. El primer transporte que se realizó fue en el año 1965, gracias al transportista Malcom McLean. El contenedor fue toda una revolución en la época gracias a las ventajas de transporte que ofrecía en esos tiempos.

Los contenedores los utilizan multitud de empresas y consumidores del mundo que tienen como objetivo principal el transporte de mercaderías o bienes. Por tanto, se trata de herramientas empleadas en la industria comercial. Se trata de mecanismos seguros y eficaces gracias a sus características: impermeabilidad, resistencia y movilidad.

A día de hoy, los contenedores han ampliado y extendido su utilidad y se reutilizan de formas muy diversas e innovadoras. Se emplean como zonas de almacenamiento, cobertizos, viviendas sostenibles, oficinas…

En el mercado de los contenedores existe una gran variedad de tamaños al gusto del consumidor. Y dispones de la posibilidad de alquilarlos, traspasarlos o venderlos. Los interesados en adquirir un contenedor deben comparar tanto precios como tamaños a la hora de elegir el más adecuado para su utilidad.

Generalmente los contenedores suelen ser de color gris y rojo, pero también hay compañías que ofrecen la posibilidad de pintarlos al gusto del consumidor e incluso insertar logotipos o dibujos. Además, en el interior, se pueden agregar diversos elementos como estanterías, neveras…

Debemos resaltar las innovadoras utilidades que está adquiriendo este elemento. La reutilización y reciclado de los contenedores contribuye a múltiples sectores. Se han construido espacios modulares como parte de ampliación de recintos escolares, conocidos como barracones.

Se han reutilizado cooficinas contenedores maritimosntenedores para crear viviendas. Hay empresas que se dedican a la construcción y al diseño de casas mediante contenedores. Se trata de una alternativa bastante innovadora y económica (y cumple con todas las funciones y necesidades de una vivienda convencional).

Por otra parte, también se han creado comercios u oficinas mediante contenedores e, incluso, lavabos portátiles.

Como podemos observar, los contenedores son elementos no muy conocidos en la sociedad. Tenemos constancia de la esencia de su utilidad, pero no de la multitud de innovadoras funciones que se les puede aplicar. En su día fue una fue un sistema revolucionario que, a día de hoy, sigue ofreciendo grandes beneficios a las empresas que se dedican a la comercialización externa. Pero también, debemos ser conscientes de las diversas funcionalidades que se les puede aplicar. La reutilización de contenedores es una idea innovadora, creativa y práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *