El controvertido debate presidencial de Donald Trump y Joe Biden
Noticias

El controvertido debate presidencial de Donald Trump y Joe Biden

En el primer encuentro que el par de septuagenarios tuvieron sobre el escenario, no hubo lugar para apretones de manos y aunque esto fue a causa de las restricciones establecidas por el Coronavirus, lo cierto es que la ausencia del tradicional saludo entre Donald Trump y Joe Biden, representó la profunda división que existe dentro de Estados Unidos, ahora que se acerca el 3 de noviembre.

Este debate presidencial, probablemente, ha sido el más controvertido

Este primer debate presidencial que tuvo lugar entre Trump y Biden tuvo un comienzo beligerante, llegando incluso a salirse de lo determinado tras solo algunos minutos, en el momento en que el actual Presidente de Estados Unidos interrumpió en continuas ocasiones al ex vicepresidente (desempeñó el cargo por 8 años durante el gobierno de Barack Obama), y éste respondió tratándolo de mentiroso y payaso.

Y aunque el impacto sobre las elecciones resulta limitado, la verdad es que a partir del primer encuentro que se televisó hace seis décadas entre Richard Nixon y John F. Kennedy, estos debates suelen marcar el ritmo que tendrá la campaña.

Si bien la primera pregunta del debate la comenzó respondiendo Trump, quien reiteró su apoyo a Amy Coney Barrett (nominada a la Corte Suprema); Biden destacó que el pueblo americano cuenta con el derecho a escoger a los nominados. De igual manera, señaló que el seguro médico encargado de cubrir a aproximadamente 20 millones de personas, llegará a su fin con la influencia de Barret.

Dentro del que se ha denominado como el debate electoral más controvertido que se ha realizado en los últimos años, tanto Trump como Biden hablaron al mismo tiempo constantemente. Y el ex vicepresidente manifestó,  “lo cierto es que todo lo que ha dicho hasta ahora se trata de una vil mentira”, en contra del mandatario republicano.

Así, los insultos comenzaron a llenar el debate en el momento en que Biden criticó la forma en que Trump ha manejado la pandemia, destacando que el mandatario estuvo esperando y actuó solo después de que el virus llegó al país, y que “todavía no cuenta con un plan”. Agregó también: “deja tu búnker y la trampa de arena, utiliza tu carrito de golf para llegar hasta la Oficina Oval y poder concretar algún plan bipartidista capaz de salvar al pueblo”.

Ante esto, el Presidente respondió diciendo: “Déjame decirte algo Joe: Jamás hubieras sido capaz de realizar el trabajo que hemos llevado a cabo nosotros. Simplemente no está en tu sangre”. A lo que Biden respondió solemnemente: “Yo sé cómo realizar el trabajo”.

“Estas siendo manipulado por la izquierda radical igual que a un títere”, fue lo que contestó Trump, afirmando que Biden en realidad sería un presidente débil, tanto frente a la violencia como al crimen. Añadiendo: “No deseas hablar nada acerca del orden y la ley”.

Al mismo tiempo, Biden acusó al actual mandatario de no ser capaz de hacer frente a Rusia, calificándolo como un “cachorro” del presidente ruso, Vladimir Putin. Diciendo: “No es más que el cachorro de Putin. Negándose a hablar acerca de los bonos por asesinar soldados norteamericanos”.

El debate sirvió de plataforma a ambos líderes para dar a conocer sus visiones totalmente distintas acerca de un país que se encuentra en medio de más de una crisis, entre las cuales se encuentran las protestas en contra la injusticia racial y la pandemia, que dentro del territorio ha causado más de 200.000 decesos y también millones de despidos.

Aún así, el impacto de este primer debate, al igual que el de los dos que tendrán lugar durante las siguientes semanas, continúa siendo incierto.

Obstáculos para el registro de votantes

  • Para estas nuevas elecciones en Estados Unidos existe una cifra récord de ciudadanos latinos que se encuentran habilitados para votar, alcanzando alrededor de 32 millones, lo cual sería aproximadamente un 13,3% del total. No obstante, Juliana Cabrales, directora de Participación Cívica del Fondo Educativo NALEO, señala que se prevé que menos del 50% de ellos emitan su voto.
  • “La actual crisis sanitaria por la pandemia se encuentra generando diversos obstáculos en cuanto al registro de votantes”, señaló Cabrales, explicando que en numerosas ocasiones las inscripciones solían materializarse durante eventos y reuniones, los cuales se han afectado a causa de las restricciones.

Miedo en torno al resultado  

  • El pasado miércoles, los futuros de las acciones estadounidenses estaban cayendo, mientras que la volatilidad del mercado se encontraba en alza, después del controversial debate presidencial que tuvo lugar entre el mandatario republicano y su oponente demócrata, el cual consiguió aumentar el miedo en torno a un resultado que podría decidirse dentro de tribunales (tal y como dejó entrever Trump), lo cual causaría un cesión del poder desordenado en Estados Unidos, principal potencia mundial actualmente.
  • Y es que las dudas acerca de si el Presidente Trump entregará la Casa Blanca en caso de perder los comicios del tres de noviembre aumentaron, después del rudo primer encuentro que tuvieron Trump y Biden, en el cual rehusó comprometerse a aceptar el resultado, ratificando su reclamación de que el sufragio a través de correo producirán un fraude.
  • Lo cual podría suponer que pasen semanas o meses antes de que el ganador sea anunciado y los mercados prevén que dicho escenario causará volatilidad hasta el día de las elecciones y también durante las jornadas posteriores. 

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.